Un pequeño hotel con encanto y con sabor a hogar en pleno centro histórico de Villanueva de los Infantes.

El edificio, construido a principios del siglo XVI por Juan de Vargas, ha albergado a grandes linajes de la historia de Villanueva de los Infantes, como los Bustos o Fernández Buenache. Nosotros lo adquirimos en 2002 y después de casi tres años de restauración lo abrimos al público en Marzo de 2005. Hemos respetado y restaurado elementos originales de la casa, tarimas de sabina centenarias, artesonados descubiertos. Hemos descubierto columnas que habían sido tapiadas, o el impresionante pozo de la entrada.

El hotel cuenta con 7 habitaciones dobles, 6 en planta alta y 1 en planta baja, ideal para personas con movilidad reducida, denominadas con nombres de las Musas del Parnaso Español, del insigne Don Francisco de Quevedo, homenajeando así al escritor madrileño, fallecido en Villanueva de los Infantes en 1645, y cuyos destinos quedarán así unidos para siempre. Con una ubicación excelente, desde sus balcones se puede contemplar la Plaza mayor y la majestuosa Iglesia de San Andrés. Y sin coger de nuevo el coche, recorrer el casco histórico caminando.

El hotel La Morada de Juan de Vargas ha sido reconocido tres años consecutivos (2013, 2014 y 2015) con el Certificado de Excelencia de Tripdvisor, Premio Traveller Choice en 2014, también de Tripadvisor(12º Mejor hotel de España en el apartado relación calidad-precio). Trabajamos bajo la metodología de Q de Calidad Turística desde 2006. Mención Award Winner 2015 de Booking.com, con una puntuación de 9,5 sobre 10. Recomendados en la Guía Michelín y en la prestigiosa Guía Lonely Planet.

Este trabajo de restauración y puesta en funcionamiento, así como el trabajo continuado durante estos años lo hemos hecho y lo hacemos pensando únicamente en usted. Con el deseo que se sienta a gusto entre nosotros.